Aunque el fiscal Reinhard Nemetz dice que los funcionarios de aduanas ya sabían que encontrarían obras de arte, adentrarse en el piso muniqués de Cornelius Gurlitt debió de parecerse a indagar en las maravillas de la cámara mortuoria de algún faraón egipcio.

Share This Post:

Comments ( 0 )

    Leave A Comment

    Your email address will not be published. Required fields are marked *

    Hang With Us