Tita recorta su préstamo

Su imagen altruista de mujer entregada al beneficio cultural español esconde otra que el BOE destapa. En la renovación de la cesión de sus piezas a la fundación que gestiona el Museo Thyssen-Bornemisza, de 2012, apunta el boletín la desaparición de casi doscientas piezas de los fondos de la ampliación del museo que el Estado sufragó entre 2002 y 2004.

Share This Post:

Comments ( 0 )

    Leave A Comment

    Your email address will not be published. Required fields are marked *

    Hang With Us